Bienvenida   >  Adelgazamiento y Control del peso  >  Grasa corporal: una nueva...
28-05-2018

Grasa corporal: una nueva consecuencia sorprendente del exceso de peso

Grasa corporalt Pastel de cerezas del jardín, crema catalana recién salida del horno, tomate jugoso de la huerta, queso de cabra de granja… Estos alimentos evocan en la mayoría de nosotros sabores inolvidables y placeres inestimables. Sin embargo, parece ser que un europeo de cada dos (1) no puede apreciarlos en su justa medida.

Un estudio publicado en la publicación PLOS Biology muestra que el exceso de grasa corporal, que ya afecta a la mitad de la población occidental, reduce sensiblemente el número de papilas gustativas presentes en la lengua, lo que provoca una disminución de la capacidad gustativa.

Esta pérdida podría contribuir a los trastornos alimenticios de las personas con sobrepeso al favorecer el consumo de los alimentos industriales de escasa calidad nutricional, que contienen numerosos potenciadores del sabor (agentes de sabor, sal, glutamato monosódico etc.).

¿Cómo y por qué disminuyen las papilas gustativas en caso de sobrepeso?

Los autores del estudio compararon la evolución de dos grupos de ratones: uno fue alimentado con una alimentación “normal” compuesta de un 14 % de ácidos grasos, mientras que el otro fue alimentado con una alimentación con agentes químicos “obesógenos”, compuesta en un 14 % de ácidos grasos.

Al cabo de 8 semanas de tratamiento, los investigadores no se sorprendieron por el aumento masivo de peso de los sujetos sometidos a la alimentación a base de “obesógenos”. En cambio, quedaron asombrados al observar una disminución de aproximadamente un 25 % del número de papilas gustativas presentes en su lengua.

Los investigadores pudieron verificar que esta disminución no estaba directamente relacionada con las grasas contenidas en su alimentación, ya que no la encontraron en los individuos expuestos a la misma alimentación, pero genéticamente resistentes al aumento de peso. Sólo los que aumentaron de peso experimentaron una reducción de sus papilas gustativas. Por tanto, es la acumulación excesiva de grasas corporales la que provocó este sorprendente cambio.

Entonces los autores sospecharon que la inflamación provocada por la grasa fuera la causa de la desaparición de estas papilas. Ahora se reconoce que el sobrepeso está asociado a un estado inflamatorio crónico: el tejido adiposo produce permanentemente citocinas proinflamatorias (unas moléculas que sirven de señales para las células) como el factor de necrosis tumoral alfa (TNFα, del inglés Tumour necrosis factor). Ahora bien, los investigadores precisamente encontraron esta citocina en abundancia alrededor de las papilas gustativas de los animales con sobrepeso.

Para validar esta hipótesis, los investigadores seleccionaron individuos genéticamente incapaces de producir citocinas TNFα y les obligaron a engordar. A pesar de su aumento de peso, estos animales no experimentaron reducción del número de papilas gustativas. Además, unas inyecciones de citocinas TNFα en la lengua de sujetos delgados llevaron a una reducción de papilas a pesar de un bajo nivel de grasa corporal. Por tanto, está claro que es la producción de TNFα por parte de la grasa corporal la que provoca una perturbación de los mecanismos de mantenimiento y de renovación de las papilas gustativas.

La buena noticia es que este efecto parece reversible en caso de pérdida de peso .
La mala, es que la pérdida de peso en la persona es difícil de conseguir y que esta alteración del gusto contribuye a menudo a la agravación de la situación. Y más teniendo en cuenta que con el tiempo, el número de papilas gustativas parece disminuir inevitablemente…

¿Cuáles son las consecuencias posibles de una pérdida de capacidad gustativa?

Una pérdida de capacidad gustativa puede tener consecuencias más importantes de lo que parece. Las personas que son víctimas de esta pérdida tienen tendencia a favorecer inconscientemente los alimentos muy salados o ricos en potenciadores del sabor para experimentar la misma sensación de sabor o de placer que antes. El fenómeno es pernicioso y provoca progresivamente una dependencia de estos productos, la mayoría del tiempo ultraprocesados y asociados a un aumento de peso. A la larga, tal comportamiento puede incluso generar carencias de ciertos micronutrientes como vitaminas u oligoelementos, agravando a la vez el sobrepeso y el reconocimiento gustativo.

¿Qué hacer cuando los alimentos tienen menos sabor?

Decídase a perder peso definitivamente. La obesidad puede ser la consecuencia de un permanente aplazamiento de la decisión de perder peso. Ahora bien, es un hecho constatado: cuantas más grasa se instala, más difícil será quitarla. Y más teniendo en cuenta que el aumento de peso provoca síntomas que favorecen el mantenimiento y el almacenamiento de nuevas grasas como la pérdida del gusto, la desadaptación a la actividad física, los dolores inflamatorios… Por tanto, es urgente salir cuanto antes de un círculo vicioso que afecta a más de una persona de cada dos en Europa.

Para lograrlo, elabore un auténtico programa de control no descuidando ningún truco creíble: la reanudación progresiva de la actividad física, la adopción de hábitos de vida más sanos en materia de sueño y de estrés, el abandono de hábitos alimenticios dudosos, la ayuda aportada por las plantas (sobre todo las que están estandarizadas como Garcinia cambogia o la fórmula Weight Loss Formula (Fórmula para la pérdida de peso)) y por las fibras solubles (Organic Acacia (Acacia ecológica)) para lograr más fácilmente la saciedad... El conjunto de estas medidas y la intensidad de su compromiso son los que pueden hacer que usted le gane la batalla, para bien.

Y si usted duda todavía en dar el paso, tiene que saber que la pérdida de gusto no es más que una consecuencia del sobrepeso entre muchas otras. Así pues, nos encontramos, de cualquier manera, con exceso de sudor, de sofocos, de disminución de fertilidad, de cálculos biliares, de reflujo gastroesofágico, y evidentemente de problemas más graves como la hipertensión, la diabetes de tipo 2 (9 personas de cada 10 que padecen la enfermedad tienen problemas de peso (2)), un mayor riesgo de como mínimo 13 cánceres diferentes (especialmente los cánceres relacionados con el aparato digestivo) y de demencia, una esperanza de vida más corta (hasta 10 años menos en caso de sobrepeso importante) (3-4) … La lista es tan larga como el brazo.

Elija ingredientes crudos de mejor calidad y de un gusto más pronunciado. Si a usted le entran ganas de salar abusivamente sus platos porque los encuentra demasiado sosos o si usted se muere de ganas de volverse loco con los productos industriales que usted cree que son más sabrosos, es sin duda porque usted ha dejado de lado los alimentos crudos de gusto pronunciado como las especias, las especias frescas, los quesos fermentados, los cítricos, los pescados ahumados… Mientras espera recobrar un sentido del gusto más desarrollado, utilícelos con moderación y retome el gusto de la cocina.

Aumente sus aportes de zinc. El zinc es un oligoelemento esencial para activar una enzima implicada en los mecanismos del gusto, la gustina. Por tanto, una falta de zinc puede agravar nuestra percepción gustativa. Ahora bien, resulta que los aportes medios de zinc en personas mayores de 50 años no llegan más que a un 69 % de los aportes nutricionales recomendados (5). Por esta razón, el consumo dealimentos ricos en zinc (como los mariscos, los menudillos, las semillas de calabaza y de sésamo, las leguminosas…) y la utilización de complementos de zinc, como L-OptiZinc®, pueden resultar ser eficaces para mejorar las pérdidas de gusto (6).

En todos los casos, sobre todo no caiga en la trampa de la sal: es un compuesto que modifica en profundidad nuestros circuitos neuronales y cuyas dosis deben aumentarse constantemente para provocar los mismos efectos (Cómo la sal modifica nuestros receptores gustativos y nuestros comportamientos ).

Estudio principal del artículo

Andrew Kaufman, Ezen Choo, Anna Koh, Robin Dando. Inflammation arising from obesity reduces taste bud abundance and inhibits renewal. PLOS Biology, 2018; 16 (3): e2001959 DOI: 10.1371/journal.pbio.2001959

Referencias:

1. Eurostat – Communiqué de presse (octobre 2016) - http://ec.europa.eu/eurostat/documents/2995521/7700908/3-20102016-BP-FR.pdf/6a7f5689-11b2-4862-8b29-d5bf59795b87
2. Organisation mondiale de la Santé. Thèmes de santé, Obésité - Obesity and overweight : Fact Sheet, OMS.
3. Vita AJ, Terry RB, et al. Aging, health risks, and cumulative disability. N Engl J Med. 1998 Apr 9;338(15):1035-41.
4. Fontaine KR, Redden DT, et al. Years of life lost due to obesity. JAMA. 2003 Jan 8;289(2):187-93.
5. Prasad AS, Fitzgerald IT, Hes JW, Kaplan J, Pelen F, Dardenne M. Zinc deficiency in elderly patients. Nutrition 1993;9:218-24.
6. Heyneman CA. Zinc deficiency and taste disorders. Ann Pharmacother 1996; 30(2): 186-7.
Encargar los nutrientes citados en este artículo
Garcinia cambogia

Una corteza de fruta que frena el almacenamiento de las grasas

us.supersmart.com
Weight Loss Formula

Una fórmula mejorada de gran potencia para ayudar a controlar mejor el peso

us.supersmart.com
Organic Acacia

Goma de acacia (o goma arábiga) 100 % ecológica (fibras solubles)

us.supersmart.com
Descubre también
05-08-2016
Adelgazar sin mover un dedo
Esta es una solución sencilla para quemar calorías sin tener que moverse ni hacer series de ejercicios agotadores. Los investigadores descubrieron que el cuerpo aumenta...
Mas info
10-05-2016
Lo he intentado todo, me es imposible...
Si intenta perder peso sin conseguirlo, es sin duda porque le falta un ingrediente. Este ingrediente podría ser una buena flora intestinal. Durante mucho tiempo...
Mas info
06-07-2019
Medicina ayurvédica : los beneficios múltiples de...
Si usted no conoce todavía la gymnema, esta planta medicinal le va a sorprender por sus numerosos beneficios para la salud. La Gymnema sylvestre (Gymnema...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfren

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar