Bienvenida   >  Complemento hormonal  >  La oxitocina... también para...
09-03-2015

La oxitocina... también para atenuar los efectos del alcohol sobre las capacidades motoras

Oxytocin y alcohol La oxitocina es un péptido producido principalmente por el hipotálamo, una región del cerebro que enlace el sistema nervioso con el sistema endocrino con la intermediación de la hipófisis. La glándula pituitaria y otras partes del cerebro y la médula espinal la liberan directamente en la sangre. Esta hormona está científicamente reconocida por restaurar y ampliar el esplendor sexual, mejorar el placer, el apego, la sociabilidad, la amabilidad, la ternura, las relaciones sentimentales y la fidelidad entre amigos y amantes. Pero según los últimos avances de la investigación, también podría limitar los efectos de la toma de alcohol en las alteraciones de la coordinación motora.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Sidney acaba de hecho de demostrar que la toma de oxitocina antes de ingerir alcohol en ratas atenúa las deficiencias motoras, la falta de coordinación (ataxia) y la sedación, impidiendo que el alcohol (el etanol) llegue a sitios específicos del cerebro, los receptores GABAA (en unidades delta), en los que suele fijarse el alcohol. Estos puntos cerebrales, implicados en la coordinación de los movimientos, quedan así protegidos de los efectos del alcohol por la toma previa de oxitocina.

Michael T. Bowen y sus colaboradores han dividido así a los roedores en tres grupos diferentes. Los primeros no recibieron alcohol, el segundo grupo recibió alcohol solo y en el tercer grupo las ratas tomaron oxitocina antes de tomar alcohol. Los resultados demuestran claramente que las ratas del tercer grupo – los que recibieron oxitocina antes de tomar alcohol – superaron las pruebas de coordinación igual de bien que las ratas del primer grupo.
Este estudio, publicado en la revista PNAS a finales de febrero es el primero que ofrece la prueba de que la oxitocina puede interaccionar con las subunidades delta de los receptores GABAA en lugar del etanol.
Recientes estudios clínicos y preclínicos ya indicaron que la oxitocina atenúa las ganas de tomar alcohol y el presente estudio muestra un mecanismo clave que hasta entonces no se había identificado.
Los investigadores indican que esta interacción observada entre la oxitocina y el etanol en las células puede revelarse como una pista pertinente para el desarrollo de nuevas terapias contra las intoxicaciones y la dependencia al alcohol. Los investigadores también piensan que la toma de oxitocina podría neutralizar los efectos de un gran consumo de alcohol sobre las alteraciones del lenguaje y la cognición en el ser humano.
Sin embargo, es importante recordar que incluso aunque la toma de oxitocina antes de la del alcohol podría sin duda reducir los problemas motores ligados a la toma de alcohol en el ser humano, no podría reducir la tasa de alcoholemia ni frenar los perjuicios de un consumo elevado crónico de alcohol. Se revela por tanto como un buen apoyo en caso de una velada “movida”, pero sin embargo no permite coger el volante.
Puesto que la vía de administración de la oxitocina es esencial, se aconseja vivamente tomarla en forma de spray nasal, puesto que el efecto es rápido e inmediato y se mantiene durante toda la toma, en comparación con las formas sublinguales u orales.

Michael T. Bowen, Sebastian T. Peters, Nathan Absalom, Mary Chebib, Inga D. Neumann, and Iain S. McGregor. Oxytocin prevents ethanol actions at {delta} subunit-containing GABAA receptors and attenuates ethanol-induced motor impairment in rats. PNAS 2015 ; publicado antes de la impresión 23 de febrero de 2015, doi:10.1073/pnas.1416900112
Síganos
Seleccione su idioma
esfren

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar